Los medios de comunicación son todas aquellas empresas públicas o privadas cuyo cometido es emitir información actual desde diferentes soportes físicos y técnicos.

Hasta aquí una definición básica, pero ¿alguna vez te has preguntado para qué sirven los medios de comunicación y cuál es su función de nuestra sociedad?

En su origen los mass media se articularon como elementos básicos de las democracias, debido a su independencia y a su capacidad para controlar al poder. Sin embargo, con el paso de los años se han producido multitud de revoluciones comunicativas, sociales y económicas que han derivado en intereses encontrados y en importantes cambios que dejan obsoleto este concepto.

Aún así, en la actualidad los medios de comunicación siguen manteniendo un papel relevante para nuestro entramado social, cada vez más complejo y globalizado. Y aunque no se trate de un fenómeno nuevo, nuestro  entorno comunicativo y su diversidad hacen que cada vez seamos más conscientes de que su influencia vaya más allá de lo estrictamente informativo.

Para qué sirven los medios de comunicación: informar, formar y entretener

Al hablar de medios de comunicación podemos distinguir entre medios públicos y privados. Los primeros dependen de las instituciones y administraciones públicas, y han sido concebidos para el servicio público, cubriendo el derecho ciudadano a la una información objetiva y veraz. Los medios privados, por su parte, son empresas y, como tales, atienden a intereses económicos. Aún así, estos medios de gestión privada también mantienen cierto grado de compromiso con el servicio público.

Los medios de comunicación también pueden clasificarse por su ámbito de repercusión: como medios masivos (los llamados mass media con un alcance de difusión amplio y general y entre los que encontaríamos televisión, radio, prensa, intenet, revistas, etc.), medios complementarios (que tienen un alcance más limitado y a menudo privado, por ejemplo las intranets), y medios alternativos o de alcance mínimo (prácticamente personales).

En todos los casos el papel tradicional de los medios de comunicación ha sido informar, formar y entretener.

  • Información. Los medios de comunicación nos permiten saber qué ocurre en el mundo.
  • Formación. Los medios de comunicación nos aportan conocimiento sobre diversos temas y nos permiten formar una opinión sobre ellos.
  • Entretenimiento. Los medios de comunicación ofrecen información atractiva (cine, música, programas de entretenimiento, etc. ), que pasa a formar parte de nuestro ocio y entretenimiento.

Además de estas tres funciones “clásicas” los medios de comunicación también tienen una función publicitaria. Y es que, debido a su amplísimo alcance, son una herramienta perfecta para la promoción de productos y servicios, lo que les reporta numerosos beneficios económicos.

De hecho, las principales críticas en torno al cambio de paradigma sobre para qué sirven los medios de comunicación y qué papel juegan en la sociedad es, precisamente, que como empresas privadas han priorizado el entretenimiento y las acciones de márketing (publicitarias o para generar una opinión), por su reporte económico dejando las funciones informativas y de aprendizaje para los medios públicos.

¿Por qué necesitas los medios de comunicación a tu lado?

Mantener una buena relación con los medios de comunicación puede generarte muchos beneficios a nivel empresarial. Cuando te preguntes para qué sirven los medios de comunicación, estas son algunas de las ventajas que te pueden ofrecer:

  • Generarás confianza en tu público objetivo. Si lo que quieres es vender un producto o un servicio, la mejor opción es establecer relaciones de fidelidad con tu público potencial. Aparecer en los medios de comunicación mejorará tu posicionamiento e imagen ante tus clientes actuales o futuros.
  • Transmitirás una imagen positiva. Con la ayuda de los medios de comunicación podrás generar una imagen corporativa cuidada que refleje los valores y filosofía de tu organización.
  • Podrás contar lo que realmente quieres. No se trata de lo que otros piensen u opinen sobre tu organización. Saber lo que quieres decir y en qué canales hacerlo te convertirá en tu mejor “embajador” de marca.
  • Te diferenciarás de tu competencia. Aparecer en los medios de comunicación es un reto para los gabinetes de prensa y departamentos de comunicación y márketing de las empresas. ¿Alguna vez te has preguntado por qué? Salir en un medio de comunicación con una imagen reforzada y positiva es algo que te diferencia del resto, algo que incidirá directamente en tu reputación.

Cómo relacionarte con los medios de comunicación

Desde Auditmedia hemos seleccionado algunos consejos que te ayudarán a establecer relaciones sólidas con los medios de comunicación.

Mantén una relación fluida

Genera contenido periódicamente para compartirlo con los medios de comunicación. Es importante que cuando lo hagas intentes mantener un contacto más personal e individualizado.

Evita la presión

Los periodistas son profesionales que realizan su trabajo en función de múltiples elementos, entre ellos el tiempo, el espacio, los intereses editoriales, etc. Todos ellos entenderán que quieras tener éxito en tus acciones comunicativas, pero presionarlos con llamadas o correos electrónicos puede ser contraproducente.

Intenta ser agradable

La cordialidad es una virtud muy bien valorada en entornos profesionales. Intenta mostrarte educado, respetuoso y, sobre todo, accesible con los periodistas y compañeros de la prensa.

El producto siempre es lo primero

Evidentemente, tú eres quien vende el producto o servicio de tu empresa, pero tu trabajo debe ceñirse precisamente a eso. No olvides que tu objetivo es que el producto llegue a más gente. Aún así, los detalles siempre son de agradecer y marcan la diferencia. Cuídalos para ganarte el favor de los medios.

Ahora que ya sabes para qué sirven los medios de comunicación es el momento de empezar a crear buenas amistades con los periodistas y, así, conseguir que te ayuden en tus objetivos.